urso-pardo_logo v3-05.png

¿Y si regresa el oso pardo?

El oso pardo (Ursus arctos) se encuentra extinto en Portugal desde la primera mitad del siglo XIX. Durante los últimos 150 años, la sociedad portuguesa dejó de estar familiarizada con la presencia del oso en su hábitat natural. De hecho, ya no existe el recuerdo colectivo de este gran mamífero y de cómo las personas interactuaban con esta especie, aunque aún se pueden encontrar evidencias de esta interacción manifestadas en el patrimonio arquitectónico como, por ejemplo, muros de piedra diseñados para evitar los ataques de osos a las colmenas, que resisten como testimonio de los tiempos en los que convivían humanos y osos.